5.17.2015

LA ETIQUETA MODERNA: HACER DE LO COTIDIANO NUESTRA OBRA DE ARTE

Vivimos vidas muy aceleradas en un mundo altamente competitivo, donde cada segundo, cada palabra y paso que damos cuenta, y mucho. Nos encanta acumular éxitos y tesoros que van mucho más allá de lo material, de los diplomas y títulos; sin embargo, frecuentemente nos encontramos tan inmersos en el día a día, que olvidamos algo tan esencial como lo es el hacer de nuestro vivir y del vivir de quienes nos rodean una agradable y enriquecedora experiencia; y por qué no; pues dejar este mundo un poquito mejor de como lo encontramos.

Dicen que los verdaderos tesoros del vivir están en lo cotidiano, en las pequeñas cosas, en los detalles; y personalmente no puedo estar más de acuerdo. Es por ello que hoy dedico estas líneas al tesoro que representa la práctica la ETIQUETA MODERNA; la cual llamamos moderna por su evolución y perfeccionamiento, pero que sigue teniendo las mismas bases e ideales que tenía hace miles de años atrás; cuando el hombre se percató de que no podía existir solo y de que para vivir una buena y correcta vida en sociedad, la etiqueta sería ese ‘arte’ indispensable que lo ayudaría.
 
La ETIQUETA MODERNA se refiere a los detalles y pequeñas constantes acciones ligadas a la ‘virtud’ de la urbanidad, relacionada con las eternas normas del trato correcto hacia los otros. Es el arte de hacer más fácil, disfrutable y bonita nuestra vida y la de todos a nuestro alrededor. Además, parte de la idea de ‘jamás ver hacia abajo a otro ser humano a menos que sea para ayudarle’. La práctica de la ETIQUETA MODERNA nos enriquece, nos guía por el camino del ‘verdadero éxito’ mientras nos convertimos día tras día en personas más integras, correctas y felices.
A continuación les propongo algunas sugerencias claves con respecto al tan valioso arte de la ETIQUETA MODERNA. Verán que se trata de sentido común y conciencia:
  • Saludar y tratar cordialmente a todos aquellos que topamos en nuestro camino.
  • Ponerse de pie y dar la mano firme para saludar y/o dar la bienvenida.
  • Conservar en todo momento una postura recta pero relajada; ya sea sentados o de pie, con las piernas juntas (sin exagerar), que refleje claramente la confianza en sí mimo, y el respeto propio y por los demás.
  • La muestra de respeto y discreción debe ser una constante ante las opiniones y puntos de vistas de otros. Jamás se debe interrumpir a otra persona mientras habla; no importa la informalidad del encuentro.
  • Los temas que puedan ser delicados, como aquellos sobre política, religión y sexo; deben evitarse en conversaciones profesionales, e incluso en encuentros sociales y familiares en la medida de lo posible.
  • El contacto visual es clave, pues es muestra de consideración, aprecio y de la atención que se le presta a quien habla. El contacto visual debe tener breves periodos de descanso (pocos segundos) para luego ser reanudado. Se recomienda un contacto visual de hasta 60% de la duración de la conversación.
  • El lenguaje corporal debe ser igualmente discreto, sin exageraciones de gestos y movimientos; siempre adoptando una postura recta, tranquila y natural.
  • Debe utilizarse sin excepción un lenguaje cuidado y respetuoso, incluso en las conversaciones informales.
  • El vestir impecable y de acuerdo a la formalidad de cada ocasión es fundamental. Evitar utilizar ropa, accesorios, maquillaje y peinados que puedan parecer desarreglados, vulgares, exagerados y/o muy informales.
  • Con respecto a las presentaciones, siempre se deben hacer por rango y luego por edad. Por ejemplo: Sr. Presidente, le presento al Embajador de Francia, el Sr. Haussmann.
  • La utilización de aparatos electrónicos durante encuentros formales e informales deben reducirse al mínimo, y evitarse si es posible.
Con la práctica del arte de la ETIQUETA MODERNA hacemos de lo cotidiano 'el arte de vivir' enalteciendo al ser humano; ese que día a día apuesta por ser realmente la mejor versión de sí mismo.
LIFE IS A RUNWAY!
Gaby

No comments:

Post a Comment

Get my Posts! Recibe mis posts en tu email!